ELECTRODOS / ONDAS RUSAS – Harmony By Lola

ELECTRODOS / ONDAS RUSAS

Las ondas rusas son un invento del Dr. Kosh. Fueron creadas para rehabilitar los músculos de los astronautas; aunque hoy en día estas se encuentran dentro de la categoría que denominamos gimnasia pasiva o electroestimulación y ayudan a combatir la celulitis.

A diferencia de otros electroestimuladores, las ondas rusas trabajan más profundamente y con menos sensación de dolor sobre el músculo debilitado para fortalecerlo; reduce los edemas típicos de la celulitis; aumenta la circulación y produce un profundo drenaje linfático.

¿Qué son las ondas rusas?

Las ondas rusas son corrientes que generan estímulos eléctricos mantenidos y uniformes, cuya importancia recae en que logran cambios en la función muscular y modelan el contorno corporal. Por ello, son usadas tanto en fisioterapia como en estética.

Entre sus características, resalta que:

La onda comienza de cero y aumenta durante un tiempo al que se conoce como Rampa de Subida.

La misma se mantiene sin variar durante un tiempo llamado tiempo de contracción y decrece durante un tiempo llamado Rampa de Bajada.

Se mantiene en cero para producir un descanso denominado Relajación.

Usos de las ondas rusas

El tratamiento para celulitis con ondas rusas, además de tonificar y dar firmeza al cuerpo, permite la eliminación de los líquidos linfáticos retenidos en la zona a tratar, oxigenando y eliminando toxinas.

La utilización de ondas rusas en abdomen estimulan sus músculos de forma localizada, mejorando la circulación sanguínea, modelando el tejido y permitiendo la eliminación de las grasas excedentes.

Estos tratamientos a base de impulsos eléctricos constituyen un método seguro de gran efectividad y sobretodo poco doloroso. Dado que las ondas rusas favorecen la tonicidad de la piel, dan firmeza y ayudan al sistema circulatorio. Esto favorece un buen retorno linfático y vascular, que da lugar a la eliminación de retención de líquidos en la zona tratada.

La aplicación de electrodos no está contraindicada en las personas según la edad, pero debe tenerse en cuenta el examen previo para determinar la intensidad y la duración de la sesión.

¿Cómo aplicar tratamientos de ondas rusas?

Para hacer un tratamiento de ondas rusas, se deben aplicar electrodos en el área a tonificar, los cuales transmiten ondas y deben estar sujetos por fajas elásticas.

La técnica de colocación de electrodos es bipolar, pues ambos electrodos de un mismo canal deben ser colocados en la misma dirección de las fibras musculares de la zona a tratar, con la finalidad de intentar imitar la contracción funcional del músculo tratado.

Sesiones

Se recomienda realizar de dos a cuatro sesiones por semana, de una duración de 20 a 30 minutos cada una y no deben ser más de 12 a 16 visitas por tratamiento.

La aplicación de ondas rusas permiten obtener los siguientes resultados:

Tonificación sectorizada

Elevación de glúteos

Modelación y tonificación de las zonas tratadas

Detención de los avances de procesos celulíticos

Eliminación de la retención de líquidos

Mejoras en la circulación de la zona a tratar

Eliminación impurezas y toxinas

Supresión de la flacidez muscular

Por su popularidad, la electroestimulación con ondas rusas es indispensable cualquier spa o consultorio estético.

Estas complementan a la perfección cualquier dieta para bajar de peso, tratamiento contra la celulitis o flacidez, pues es un tratamiento sencillo, que no reviste grandes recomendaciones y no está contraindicado para ninguna edad o contextura física.